“El Frente Para la Victoria no apoyó la expropiación”

El Centro de Medicina Física y Rehabilitación (CEMEFIR) continúa a la espera de una ley de expropiación que le garantice continuar funcionando en San Justo mientras pesa sobre su cabeza una orden de desalojo. Días atrás un proyecto de expropiación fue tratado en la Cámara Baja bonaerense pero el kirchnerismo se opuso al proyecto. "Estamos sin saber que hacer", aseguraron.

1544

Los trabajadores del Centro de Medicina Física y Rehabilitación (CEMEFIR) continúan en lucha por evitar el embargo del edificio, ubicado en Perú 2433 en San Justo, por una deuda millonaria que dejó su entonces presidente de la Cooperadora, Diego Viola, en 2011.

En dialogo con Matanza Digital, Nidia Figueredo, integrante de la secretaría del CEMEFIR, explicó que el jueves 31 de agosto la Cámara de Diputados bonaerense trató sobre tablas un proyecto presentado por el Frente Renovador para que la provincia dictamine la expropiación del edificio pero “se suspendió porque no tuvieron quórum, porque el FPV no apoyó”.

“Estamos sin saber que hacer, van a venir varios diputados de distintos bloques, queremos que nos den una mano”, explicó Figueredo. Por ahora, los profesionales sólo cuentan con el respiro temporal de un proyecto de ley presentado por el diputado massista Ruben Ledesma, que suspendió por un plazo de 180 días todas las acciones judiciales contra el CEMEFIR, pero que sin embargo, no resuelve la cuestión de fondo.

Así, una decisión política que salga de La Plata deberá resolver el inminente remate judicial que perjudicaría a los más de 7 mil pacientes que se atienden gratuitamente en el instituto.

Tensas relaciones con la intendenta

En noviembre del 2016, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad una ordenanza presentada por el concejal de Cambiemos, Miguel Calvete, para declarar de interés público la expropiación del instituto.

Dicha ordenanza recién fue promulgada por Verónica Magario en mayo de este año, quién tomó partido en el conflicto y le reclamó a la gobernación respuesta a la solicitud de expropiación enviada por el municipio. “Jamás tuvimos respuesta”, aseguró Magario, quién resaltó que el Municipio “ha garantizado y seguirá garantizando a todos los médicos y pacientes del CEMEFIR que ese centro de rehabilitación”.

Sin embargo, Figueredo recordó que la fuerza política de la que ella forma parte se opuso al proyecto de expropiación y aseguró que “nunca tuvimos diálogo con ella”. “Estamos solos”, lamentó.

Compartir