Ferraresi y Secco se posicionan como armadores bonaerenses del kirchnerismo

El peronismo bonaerense sigue acomodando las fichas de cara a las elecciones legislativas. Luego del fallido acto unidad de esta semana, los intendentes de Avellaneda y Ensenada se reunieron con Cristina Kirchner y se posicionan al frente del armado político del kirchnerismo en la provincia.

597

Después del desaire que algunos jefes comunales le hicieron al kirchnerismo al pegar un faltazo inesperado en el intento de acto de unidad que organizó el propio Máximo Kirchner, la ex mandataria mantuvo una reunión con los intendentes de Avellaneda y Ensenada en la que según ellos se confirmó que más allá de si será candidata o no, Cristina Fernández de Kirchner jugará a fondo en las próximas elecciones y los embajadores del armado político en la provincia de mayor peso serán (Jorge) Ferraresi y (Mario) Secco, dos leales del primera hora.

“Ella nos escucha a nosotros, nos tiene mucha confianza” dijo Secco en comunicación con Radio Del Plata, quien también le acestó a Randazzo un golpe y dijo “yo lo que le criticó es que se haya guardado un año y medio mientras lastimaban al pueblo argentino”.

En ese sentido el intendente Ensenada, quien arribó a la política desde las filas del gremialismo adelantó que el kirchnerismo se esta organizando “muy fuerte” y advirtió que “el vamos a volver no es para cualquiera, no es para los que votaron a los fondos buitres endeudando al país, ni para los chantas que perjudicaron al pueblo argentino”.

Por otro lado, quien también fue parte del encuentro de ayer con quienes ellos mismos llaman “la conductora” fue el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi quien explicó la forma de trabajar que llevaran para la campaña electoral “nosotros vamos a tener propuestas y ella va a tener la centralidad de la campaña” en referencia a Cristina Fernández de Kirchner  y agregó “tenemos muy buenos compañeros y candidatos que han mantenido una coherencia y no todos pueden decir lo mismo”.

Vale recordar que el martes pasado hubo un último intento de encuentro entre todos los sectores del PJ que fracasó y después surgieron acusaciones cruzadas sobre el carácter de “acto” que según el grupo de intendentes que no fue dicen que “no era un acto lo que se había arreglado hacer” y según el grupo de organizadores dicen que “estaba todo charlado”.

Varios jefes comunales de los grupos conocidos como Esmeralda y Fénix plantaron a los principales referentes del kirchnerismo arguyendo que estaban molestos con las figuras de el dirigente social Luis Delia, el ex ministro de Economía Amado Boudou y Gabriel Mariotto. La respuesta rápida del kirchnerismo fue que esas eran excusas y que detrás del faltazo se guardaba la presión que los intendentes hacen para obligar a Fernández de Kirchner a jugar como candidata en las próximas elecciones legislativas.

El kirchnerismo acusó a estos de moverse con las encuestas en la mano, cerca de los números pero lejos de las convicciones, y es de sobrado conocimiento en el ambiente de la política que a las encuestadoras privadas y públicas de variopinto tinte político la ex presidenta les da con un alto nivel de adhesión, sobretodo en el conurbano. por lo que el kirchnerismo sostiene que este grupo de intendentes de no cerrar Fernández de Kirchner como primera candidata pegarían el volantazo sin dudarlo al espacio que viene armando, sin mostrarse aún en público, el ex ministro de Transporte Florencio Randazzo.

4-gif BANNER CHICO 515x65