Presentaron una cautelar contra el traslado del Mercado de Hacienda

La intendenta Verónica Magario presentó una acción judicial para impedir el traslado del Mercado de Hacienda en el territorio de La Matanza. “Tuvimos que llegar a una instancia judicial porque intentan imponer un proyecto por la fuerza, mediante caminos ilegales e inconstucionales, en contra de los vecinos y de toda la comunidad”, aseguró.

540

La medida cautelar fue presentada este lunes ante el Juzgado Federal en turno Civil, Comercial y Contencioso Administrativo de San Martín, y “apunta a defender a los matanceros de un nuevo atropello por parte de la gobernadora Vidal y del presidente Macri”, según sostuvo la jefa comunal.

“Han avasallado absolutamente a los vecinos y al Municipio de La Matanza porque no se ha informado sobre este tema, ni contestado las notas que se enviaron oportunamente”, dijo Magario al salir de esa sede judicial.

En ese sentido, la intendenta matancera aseguró que luego de que se formalizara el proyecto para trasladar el Mercado al predio del Mercado Central en Tapiales, haberle entregado cartas al presidente Mauricio Macri, a la gobernadora María Eugenia Vidal y al jefe de gobierno de la ciudad Horacio Rodríguez Larreta, solicitando conocer los actos administrativos, planes, planos, estudios ambientales, acuerdos o convenios para el traslado del Mercado de Hacienda a La Matanza; pero que -según Magario- no fueron respondidas.

“Tuvimos que llegar a una instancia judicial porque intentan imponer un proyecto por la fuerza, mediante caminos ilegales e inconstucionales, en contra de los vecinos y de toda la comunidad”, agregó la jefa comunal. El anuncio del traslado generó fuertes rechazos y movilizaciones de vecinos que mostraron su preocupación por los daños ecológicos y cambios que podría generar de instalarse lindante a una zona residencial.

Finalmente, en busca de la eterna polarización con la gobernadora bonaerense, Magario cuestionó a Vidal por “darle el primer impulso (al proyecto) a través de una firma de un acta por parte de su ministro de Agroindustria” para “quitarle un problema ambiental a los porteños y garantizarles un gran negociado a los dueños de las vacas”.

“Quieren entregarle a una empresa privada, a la que sólo le interesa obtener ganancias, un predio estatal sin control ambiental alguno. Se trata de un negociado que Vidal vino manteniendo en secreto”, enfatizó.