Ruptura del ciclo democrático en Brasil: se aprobó el impeachment

El senado brasilero votó el impeachment a Dilma Rousseff, que será suspendida por 180 días. Michel Temer asumirá como presidente interino, profundizando la crisis política del país vecino.

139
Michel Temer será presidente interino, tras encabezar la movida del juicio político a Dilma Rousseff.

Los senadores de Brasil decidieron seguir adelante con el juicio político a Dilma Rousseff y suspendieron a la presidenta por 180 días, tiempo que durará el juicio político para decidir su destitución. Fueron 55 los que votaron a favor y 22 en contra, en tanto tres estuvieron ausentes y el presidente del cuerpo, Renan Calheiros, no votó.

Rousseff abandonará su despacho del Planalto (la casa de gobierno brasilera) y emitirá un video por las redes sociales, en el que se espera que continuará denunciando la realización de un golpe. Michel Temer, actual vicepresidente, asumirá de esta forma la presidencia de manera interina. Si el senado decidiera destituir a Dilma, Temer completaría su mandato hasta 2019.

El presidente del Partido de los Trabajadores (PT) Rui Falcao denunció un “golpe contra la democracia” que “está siendo tomado por los peores exponentes de la oligarquía, los medios monopólicos y la plutocracia”. Falcao se lamentó que “una vez más las elites pisotean el voto popular, abriendo camino para la imposición de un gobierno ilegítimo”.

El gobierno argentino “respeta el proceso institucional”

A través de un comunicado de la Cancillería, el gobierno argentino afirmó hoy que “respeta el proceso institucional que se está desarrollando en Brasil”. Además, agregó que “continuará dialogando con las autoridades constituidas a fin de seguir avanzando con el proceso de integración bilateral y regional” con el país vecino.

Mantiendo cautela a medida que se desarrollan los acontecimientos, Cancillería indicó que nuestro país “confía en que el desenlace de la situación consolide la solidez de la democracia brasileña”.

El partido que llega a la presidencia sin ganar elecciones

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) es la agrupación política más numerosa de Brasil, y con la asunción de Temer tendrá la particularidad de haber llegado tres veces a la presidencia sin ganar elecciones.

En 1985, tras 20 años de dictadura, el PMDB había integrado la fórmula ganadora, pero el presidente electo, Tancredo Neves, no llegó a asumir, primero por enfermedad y luego por fallecimiento. El vicepresidente José Sarney, que pertenecía al PMDB, gobernó todo el período.

En 1992, Collor de Mello tuvo que renunciar para evitar ser sometido a juicio político por denuncias de corrupción. Itamar Franco, del PMDB, completó su presidencia.

4-gif BANNER CHICO 515x65
SHARE