Foto: Natacha Pisarenko, AP.

Por primera vez en la historia, la histórica movilización del 24 de marzo -en la que se conmemora a las víctimas del terrorismo de Estado y se reclaman la condena a sus culpables- no se llevó a cabo. La declaración de la emergencia sanitaria nacional y la sanción de un aislamiento obligatorio para combatir al COVID-19, hicieron que sus organizadores debieran cancelar la aglomeración de gente.

El pedido de Memoria, Verdad y Justicia encontró otros canales en los cuáles difundirse, y los organismos de derechos humanos apelaron a las redes sociales para difundir la adhesión al Nunca Más y conmemorar a los 30.000 detenidos desaparecidos durante el genocidio.

“Estuvimos realizando desde todos los organismo de derechos humanos del país una campaña donde podamos confeccionar un pañuelo blanco (símbolo de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo) y colgarlo desde nuestra ventana, o nuestra puerta de nuestra casa, y poder recordar así a nuestros compañeros”, explicó a MD, Lily Galeano, referente de H.I.J.O.S La Matanza y querellante en la causa de la Brigada de San Justo, el centro clandestino de detención más importante del Partido.

Desde hace 6 años, los organismos de derechos humanos locales realizan en el distrito una vigilia el 23 de marzo en San Justo, haciendo presente a nivel local el pedido de justicia y manteniendo viva la memoria de las víctimas. En esa vigilia se lee un documento donde todos los organismos de La Matanza realizan un balance sobre la situación de los derechos humanos en el territorio.

La extraordinaria situación del aislamiento hizo que la vigilia también deba ser cancelada, por lo que el documento se difundió a través de las redes sociales, en un video que tiene como protagonistas a los referentes todas las organizaciones que conforman la Mesa de la Memoria matancera.

“Todos los años se lee un documento con la realidad de cada sector en cuestiones de salud, educación, vivienda, desocupación. Cada organización leyó un párrafo referido al sector que representa y armamos un video para poder reflejar la situación de derechos humanos que vive La Matanza en este momento”, comentó Galeano.

Entre los ejes planteados por los organismos, se destaca el pedido de desafectación de la Brigada de Investigaciones de San Justo (que se encuentra en la recta final de la sentencia a los 18 represores imputados), al igual que otros pedidos como la atención de “la parte sanitaria y la parte de alimentación para que los alimentos puedan llegar a todos los barrios populares”, agregó la referente de H.I.J.O.S.

“Estamos muy preocupados por la situación sanitaria pero tenemos fe de que vamos a poder salir adelante y de que vamos a poder encontrarnos el proximo año en Plaza de Mayo, cantando y movilizando”, cerró Galeano.