Largas filas para cargar combustible en Ramos Mejía. (Foto: Lucas Sosa)

El gobierno nacional autorizó un aumento del 4% en precio de las naftas y gas oil por el aumento del precio internacional del petroleo, que tuvo epicentro en los ataques a refinerías de Arabia Saudita. Sin embargo, el congelamiento nunca fue del agrado de las petroleras.

Se trata de una de las medidas que anunció Mauricio Macri tras la megadevaluación que se desató tras su aplastante derrota electoral en las PASO. El plan estaba previsto que durara 90 días pero la medida duró 35.

En algunas estaciones de servicio, el precio de la nafta super ya roza los $48 y hubo saltos de entre $3 y $4. La incertidumbre está dada en el impacto que eso tendrá en la inflación.