@viajeraenbondi

Con el corazón latiendo en la garganta, otra vez salís a lucharla cuando tus ojos inundan la ciudad de lágrimas…

Insultas y maldecís a tu suerte esquiva, el vacío llenó tus espacios y te asfixia hasta derrotarte en el primer round…

Pero te levantas, tu orgullo y tu rebeldía te toman de los hombros y te llevan a rastras…

De a poco te recuperas, volvés a colocar todo en su lugar o todo al revés, lo que te resulte mejor… Lo que seas más certero.

Dejás de lado las opiniones ajenas, dejas de lado a la gente que te sonríe cuando en realidad quisiera que no estás allí, alejas la soledad y atraes a tu interior, sola o acompañada disfrutas de vos, de lo que sos y lo que vas a ser… De lo que fuiste y te enseño a sentir como sentís…

Tu proceso de cambio nuevamente comenzó, ya pasaste por esto… Recordá cuando todo era azul marino y hoy es oro brillando en tus pupilas… los ciclos vuelven, no temas!

Tomar fuerte las manos de quienes te ofrezcan su ayuda es la alternativa más sana en momentos de huracanes, pero no las vuelvas tus manos porque quizás solo son ese instante y es mejor soltarlas rápido cuando apenas tomas equilibrio… No aferrarse es la mejor forma de amar, de amarte…

Cuando todo bajo tus pies se vuelva tierra mojada… lodo, respira hondo y da el salto al otro lado, no te quedes, no des pasos en falso, que del barro, de los cuatro elementos que conforman el universo vos sos el quinto, esa maravilla que aún no se da cuenta cuánto y cómo podés cambiar tu realidad, la de otros que necesitan esos luceros en sus noches de oscuridad… podes ser esas risas en las tardes de verano cuando el sol sale a abrazarte nuevamente luego de la tormenta…