Foto: Gens Fernando (Télam)

Miles de mujeres volvieron a tomar las calles este lunes y organizaron una jornada de protesta en todo el país exigiendo políticas públicas que combatan la violencia machista.

Bajo las consignas “Vivas nos queremos”, “Mujer defiéndete” y “Se va a caer”, una multitud se expresó en la vía pública a cuatro años de la primer marcha de #NiUnaMenos, movilización surgida como respuesta a la ola de femicidios y de violencia contra la mujer.

El reclamo fue por políticas estatales y cambios culturales que erradiquen la violencia machista, al igual que el aumento por las partidas presupuestarias para combatir la desigualdad de género.

También se pidió por la legalización del aborto, en el marco de la octava presentación de un proyecto de ley elaborado por la Campaña Nacional por el Derechos al Aborto Seguro, Legal y Gratuito. La movilización principal se llevó a cabo en Plaza de Mayo, donde se leyó un documento confeccionado en conjunto por diferentes organizaciones de mujeres.

Intendenta y candidata presente

Verónica Magario también participó de las actividades organizadas ayer. Primero, acompañó la pintada de bancos rojos contra la violencia de género que organizó la Subsecretaría de Derechos Humanos local. Después movilizó junto a otras dirigentes peronistas hacia Plaza de Mayo.

“El Estado es responsable de nuestro cuidado, y hoy no lo está garantizando. Necesitamos herramientas efectivas para prevenir y erradicar la violencia de género. Hoy a las 17hs marchamos desde el Congreso hasta Plaza de Mayo, para decir juntas #NiUnaMenos”, sostuvo a través de las redes sociales.