El presidente del Consejo Escolar de La Matanza, Alejandro Schvartzman, habló con MD y criticó la creación de las mesas educativas distritales al considerar que “intentan estigmatizar a los docentes y quieren ponerlos en contra de la comunidad”.

La iniciativa es impulsada por el gobierno provincial y pretende realizar diferentes actividades en los distritos para condicionar políticamente a los sindicatos en vísperas del inicio de clases el próximo 6 de marzo.

En ese sentido, Schartzman aclaró que “queremos que las clases empiecen el 6 de marzo, pero estamos esperando que Vidal reconozca el trabajo docente y el salario, que reconozca que hay escuelas que tienen problemas. Tiene que garantizar la seguridad de los trabajadores y los niños”.

Según indicaron desde diferentes sectores del Consejo Escolar, se realizaron 199 obras de infraestructura escolar en el distrito y van camino a estar listas para el inicio del ciclo lectivo. Cabe recordar que La Matanza cuenta con 762 servicios educativos y 562 edificios, ya que hay escuelas que comparten instalaciones.

Por su parte, Mariano Alvarez, consejero escolar de Cambiemos, sentenció que ” las mesas educativas son una muy buena idea de la gobernadora para reunir a toda la comunidad. Lo que no tiene que primar es la irresponsabilidad de sectores sindicales liderados por Baradel y Romina del Plá”.

Y agregó: “llamo a la sensatez y el 6 de marzo los chicos estén en las escuelas que es lo que queremos, los padres, los dirigentes y los buenos docentes, que son la mayoría. En los barrios las mamás me dicen que quieren que empiecen las clases”.

Respecto al estado de las escuelas, Schvartzman subrayó que “con fondos municipales, intervenimos en 400 edificios de los 562 que hay en el distrito. La intendenta le da de comer a las escuelas técnicas y agregó 20 mil cupos en comedores de las secundarias”.

El traspaso de fondos destinado a obras edilicias en las escuelas representó uno de los principales cruces políticos que se dieron entre el municipio y el gobierno provincial, que incluyó escuelas cerradas por más de 100 días.

“Envés de destinar la plata del Fondo Educativo a obras para las escuelas, Magario y Espinoza la gastan en actos políticos y en fotos con Panám. Hubo décadas de robo y desinversión”, expresó Alvarez.

En conclusión, Schvartzman consideró que “las clases están en condiciones de empezar por los gastos que realizó la intendenta. Si bien puede ver alguna demora con alguna obra, eso depende del modo de trabajar de alguna empresa en particular”.