Foto: Infocielo

Un tramo de la ruta provincial n°41 que fue re-pavimentado hace menos de un año por el gobierno provincial sufrió deformaciones y agrietamientos en el corredor que une a los municipios de Castelli y Pila.

Según publicó Infocielo, se trata de un tramo de 34 kilómetros que inauguró la gobernadora María Eugenia Vidal el pasado 8 de octubre de 2018 y costó $290 millones. Sin embargo, el asfalto ya sufre deformaciones en su parte inicial.

La empresa a cargo es Eleprint S.A y ya realiza tareas de bacheo en la zona por pedido de los intendentes de las localidades afectadas, ya que es una ruta vital para el transporte comercial y social.

Mientras se construye el tramo que une a Pila y General Belgrano, desde el gobierno provincial aseguran que la empresa constructora se hará cargo y se trabajará para reparar las grietas.