La gobernadora saliente de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y su ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, reglamentaron la ley de Cupo Laboral Trans para la administración pública a cinco días de dejar el poder.

La medida fue publicada en el Boletín Oficial y responde a una histórica demanda de la comunidad LGBTIQ respecto a la ampliación de oportunidades y derechos en el ámbito laboral.

Esta normativa había sido impulsada en 2015 por la legisladora peronista Karina Nazábal y establece que, como mínimo, el 1% de los cargos provinciales deben ser ocupados por personas transgénero, transexuales y travestis.

Hay 90 días desde publicado el Decreto para que la administración bonaerense ocupe los lugares que le corresponden a esta comunidad. El ministerio de Trabajo deberá informar cuantos cargos disponibles existen para cubrir ese cupo mínimo del 1%.

Además, se creará el Registro de Solicitantes de Empleo que llevará el nombre de “Amancay Diana Sacayán”, la militante LGBTIQ matancera que fue víctima de un travesticidio en 2015 en el barrio porteño de Flores.