Este viernes se cumple un año de la explosión que causó la muerte de la vicedirectora Sandra Calamano y del auxiliar Rubén Rodríguez en la escuela n° 49 de Moreno, los dos docentes que fallecieron mientras les preparaban el desayuno a los estudiantes, producto  de una explosión por fuga de gas.

A un año del hecho, los docentes realizarán varias actividades en la provincia pidiendo justicia por sus dos compañeros fallecidos y reclamando mejoras edilicias en las escuelas. “Para la docencia es una fecha muy sentida. Lo de Moreno fue producto de la desidia que veníamos denunciando desde las interseccionales del gremio provincial. No fue una tragedia, fue un asesinato”, explicó a MD la secretaria adjunta de Suteba La Matanza, Graciela Calderón.

Los docentes de la seccional matancera participaron esta mañana de la misa que se realizó en la escuela donde ocurrió el accidente a las 8.06 (horario de la explosión), y movilizaron al Consejo Escolar de Moreno para participar de un acto pidiendo justicia. “Ha pasado un año y el único que está detenido es el gasista. Pero todos los responsables políticos de lo que sucedido en Moreno no están ni siquiera siendo investigados”, lamentó Calderón.

Desde Suteba reclaman que la justicia avance sobre las responsabilidades que tenían el presidente del Consejo Escolar de Moreno (que en ese momento estaba intervenido por la provincia), sobre el ministro de Educación provincia Gabriel Sánchez Zinny y sobre la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Es terrible verla a María Eugenia Vidal pidiéndole perdón a los docentes y que la voten el 11 de agosto, mientras sigue sin garantizar las condiciones para el dictado de clases. Le que le ocurrió a Sandra y a Rubén podría haber pasado en cualquiera de nuestras escuelas. Tenemos dos compañeros muertos y todavía nos seguimos movilizando porque no aparece el presupuesto necesario para las escuelas”, cuestionó Calderón.

Por la tarde, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (que reúne a todos los sindicatos de la provincia) convocó a una “marcha de antorchas y del silencio” que se llevará a cabo frente al Congreso Nacional exigiendo “justicia y escuelas seguras y dignas para la provincia de Buenos Aires”. Habrá réplicas de la actividad en varios municipios de la provincia.

Asimismo, desde Suteba presentaron esta semana un proyecto de ley en la legislatura bonaerense para instituir el 2 de agosto como “Día provincial por la Escuela Pública digna y segura”. Esta ley promueve “que todos los años para esa fecha se dicten clases conmemorativas con la participación de la comunidad educativa en todo el territorio”.