El oficialismo en la Cámara de Diputados celebró hoy el anuncio del próximo envío al Congreso del proyecto para legalizar el aborto y ratificó el compromiso de escuchar “a todas las voces”, al afirmar que “no será un trámite exprés” y que tendrá un tratamiento “ágil y comprometido en comisiones”.

Anoche, en declaraciones al canal C5N la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, confirmó que durante el transcurso del mes de noviembre el proyecto de legalización del aborto, junto con el que crea el Plan de los 1000 días, serán enviados por el Ejecutivo al Congreso para ser tratados durante las sesiones extraordinarias.

“El anuncio oficial confirma nuestro compromiso de gobierno con la legalización del aborto. Nos dimos este tiempo para generar las condiciones necesarias y propiciar el mejor momento para tratar el proyecto”, dijo en declaraciones a Télam la presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados, Mónica Macha (Frente de Todos).

“Por primera vez en la historia vamos a tener un proyecto realizado y enviado por el Ejecutivo. Estamos en las vísperas de un hecho histórico para el transfeminismo”, aseveró la titular de la comisión que será cabecera de debate del proyecto.

En ese marco, agregó: “Nuestras luchas hoy son política de Estado y prioridad en la agenda de gobierno”.

“Aspiramos a un tratamiento ágil y comprometido en comisiones. Buena parte de las discusiones ya fueron saldadas en 2018 y también con la victoria electoral que tuvimos en 2019 en la que el aborto legal fue parte clave de nuestra propuesta de gobierno”, aseguró Macha.

Para la diputada nacional del Frente de Todos, el foco de trabajo “son aquellos diputados y diputadas que no tienen su voto decidido” y añadió: “Vamos a construir los consensos necesarios para que no se les siga negando este derecho a las personas con capacidad de gestar”.

Por su parte, la presidenta de la comisión de Legislación Penal, Carolina Gaillard (Frente de Todos-Entre Ríos) sostuvo que “es una decisión muy importante de nuestro Presidente a favor de la salud pública que venimos pidiendo desde el movimiento de mujeres hace años”.

“Los abortos se practican, existen, y las mujeres mueren por la clandestinidad. Necesitamos que el Estado cuide y proteja y no castigue y criminalice a la mujer en esa situación tan traumática como es un embarazo no deseado. Celebramos la iniciativa del Ejecutivo”, enfatizó Gaillard a Télam.

Asimismo, el presidente de la Comisión de Salud y Acción Social de la cámara baja, Pablo Yedlin (Frente de Todos-Tucumán) señaló que “la idea general es dar oportunidad y tiempo suficiente para el debate, sin que esto genere demoras: si va a extraordinarias vamos a estar trabajando en este tema tan importante”.

“Entendemos que hay que avanzar porque es un tema de salud pública que involucra en muchos lugares que mujeres tengan que interrumpir su embarazo en forma clandestina y eso genera muertes”, afirmó el diputado tucumano en diálogo con Télam.

Finalmente, Yedlin sostuvo que “nadie va a apurar nada: no va a haber ningún trámite express pero tampoco se va a demorar más de lo que se necesite”.