La Compañía Industrial de Artículos de Látex (Cidal) anunció que cerrará sus puertas, tras 66 años de actividad en la Argentina. Se trata de la fábrica que produce los clásicos globitos Bombucha, que los veranos es usado por los más chicos para refrescarse, al igual que de otros productos como los preservativos Exotic y globos de cotillón.

La decisión fue comunicada por los accionistas de la empresa, ubicada en la provincia de San Luis, y deja a los 65 empleados que desempeñaban tareas en la fábrica sin trabajo. La situación de la empresa es similar a la de todas las fábricas afectadas por la crisis y los aumentos de tarifas: adeuda salarios, quincenas, aguinaldos, aportes jubilatorios y ART, según detalló el vocero de los trabajadores, Diego Acordeón.

A los atrasos en el pago de sueldos se sumó que este año la fábrica dejó de comprar insumos para producir, debido en gran parte al aumento de los costos que sufrió la empresa con la devaluación, ya que el látex es un producto importado. Luego de ser notificados del cierre de la empresa, los trabajadores decidieron tomar la planta para preservar su fuente de trabajo y reclamar los sueldos adeudados.

La empresa, de capitales nacionales, comenzó a funcionar en la década del 50 como fabricante de productos de látex y llegó a exportar sus productos a distintos países de la región. Fue la primer fabricante de preservativos de látex en la Argentina y Latinoamérica: produjo la marca El Camaleón y más recientemente la marca Exotic.