Foto: Prensa Perez Esquivel

Tras el violento desalojo sufrido a principios de mes por los feriantes que tenían sus puestos en el cruce de la Ruta 21 y las vías del ferrocarril Belgrano Sur, en González Catán, y luego de la manifestación realizada esta semana por quienes fueron desalojados, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, le envió una carta al Intendente Fernando Espinoza expresando su “preocupación y rechazo” a las medidas tomadas.

“Te solicito que no se avance en medidas arbitrarias y brindes garantías para que los feriantes puedan mantener sus fuentes de trabajo”, escribió Pérez Esquivel, que además remarcó el “contexto general de recesión y pérdida de ingresos derivada de las restricciones impuestas por la pandemia”. Rechazó el hecho de que “el predio fue arrasado con topadoras”.

La misiva también se refiere a la situación del Centro Cultural Galpón 3, sobre los que “el Director de Trabajo de la Municipalidad amenazó con avanzar” junto a otros galpones adyacentes a la estación de González Catán. El activista por los derechos humanos destacó que “Galpón 3 es parte de la historia matancera y es una referencia destacada por sus aportes en la defensa del ambiente”.

“El Centro Cultural ha desarrollado a lo largo de muchos años un trabajo de educación, a través de cursos y charlas de formación, biblioteca y huerta comunitaria, talleres artísticos y de capacitación en oficios”, defendió y luego deslizó una crítica al marcar que el centro “se ha destacado por su trabajo para superar la herencia de la CEAMSE y promover una Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos”.

Para finalizar, el ganador del premio internacional en 1980 pidió que los feriantes y trabajadores comunitarios “puedan continuar desarrollando sus actividades dentro de los cuidados que la hora exija” y le envió al intendente matancero “un saludo de Paz y Bien”.