Desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio, el Ejército Argentino desembarcó en sectores estratégicos de La Matanza para cocinar y repartir raciones de alimentos diariamente a familias con necesidades. Como las tareas continúan, el Ministro de Defensa, Agustín Rossi supervisó el trabajo de los uniformados junto con el Intendente Fernando Espinoza.

“No saben lo que significa para mí el reconocimiento que cada uno de ustedes recibe con los vecinos en cada barrio en los que estamos” felicitó Rossi a los agentes de la fuerza. Reconoció que “eso marca una nueva etapa en la Argentina” y que “uno de los residuales positivos que nos dejará la pandemia es que seguramente quedarán unas Fuerzas Armadas mucho más reconocidas por el conjunto de la sociedad”.

Según informó la cartera de Defensa, hasta el momento ya fueron desplegados 23 mil vehículos en distintos puntos del distrito, con un total de 6.930 efectivos. Entre las tareas que realizaron se encuentra la ayuda humanitaria a los sectores más carenciados, que incluye la cocina y entrega de 3.842.765 raciones de comida.

Por su parte, en el edificio municipal de la Región Descentralizada Sur, Espinoza celebró que el Ejército sirva al pueblo “en un esfuerzo mancomunado” y agradeció “la preparación y el profesionalismo de las Fuerzas Armadas”, al mismo tiempo que ponderó que “sus hombres y mujeres están todos los días al lado del pueblo que más lo necesita”.