Argentina entró en la cuenta regresiva para obtener finalmente la vacuna proveniente de Rusia para hacer frente a la pandemia de Coronavirus. Así lo confirmó el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien también se esperanzó con “tenerla en el país antes de fin de año”.

“Vamos a poder vacunar a 300.000 personas antes de fin de año”, adelantó Fernández, que detalló que el plan de vacunación continuará para poder inmunizar “a 5 millones de personas durante enero y otras 5 millones en febrero”. Las declaraciones fueron realizadas al programa radial El Destape.

El mandatario describió cómo será el proceso y explicó que  “se tratará de vacunar primero a los que más riesgo tienen, al personal de la salud, de seguridad, docentes, mayores de 60 años y los que tienen enfermedades prevalentes”, que se estima son 13 millones de personas, por lo que definió la tarea como “una epopeya”.

La vacuna Sputnik V tiene una eficacia de 91,4% y es la más barata de las que se desarrollaron. Para ser conservada debe mantener una cadena de frío de entre 2° C y 8° C, por lo cual es un desafío para organizar la distribución, transporte y almacenamiento para llegar a todo el país.

Desde Rusia, a su vez, confirmaron que Argentina podrá producir de manera local la vacuna, de igual manera que Brasil, India, Corea y China. De esta forma, los países productores reducirían los costos y tendrían mayor acceso.