El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, participó a través de videoconferencia de la inauguración del Hospital General de Agudos René Favaloro, de Rafael Castillo, que fue puesto en valor desde el comienzo de la pandemia de Coronavirus. También se inauguraron otros hospitales en Chaco, Córdoba, Rosario y la ciudad de Mar Del Plata, con la presencia de sus respectivos mandatarios locales.

El hospital, que estuvo sin avances en sus obras entre 2015 y 2019, permitirá sumar 144 camas de internación general y 14 camas de terapia intensiva en La Matanza. Además, tiene un sector de guardia que atenderá las 24 horas, seis shock rooms para urgencias, guardia pediátrica y servicios de apoyo como laboratorio, diagnóstico por imágenes y consultorios externos.

Al respecto, el Presidente celebró “la decisión de Cristina, en su momento, de construir este hospital” y remarcó que “todo es poco cuando se habla de cuidar la salud de la gente”. Agradeció tanto a Fernando Espinoza como a la vicegobernadora Verónica Magario y al Ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien expresó que “nunca más un hospital puede estar cerrado cuatro años”

Fernández volvió a recordar que “estamos muy lejos de haber pasado el problema de la pandemia” y que “nos estamos acercando al pico de contagios”, por lo que la situación “exige que inauguremos estos hospitales para poder darle atención a todos”. Además, adelantó que “en cuatro meses se abrirá otro hospital en La Matanza” en referencia al Néstor Kirchner, que también está en obras.

Por último, dejó en claro que “nuestro interés primero es cuidar la salud de los argentinos y las argentinas, nadie nos va a doblegar en eso”. En lo que se refiere a la negociación con los tenedores de bonos, les envió un mensaje a los acreedores, quienes “deben saber que no vamos a postergar a ningún argentino para pagar lo que tenemos que pagar”.

Por su parte, Axel Kicillof celebró la apertura del hospital en tierras bonaerenses y destacó que “expande la atención a pacientes Covid en el momento preciso en que lo necesitamos”. Destacó la labor realizada, la que lo “enorgullece” y cerró su discurso parafraseando a Evita: “donde hay una necesidad, hay un derecho y donde hay un enfermo, hay un hospital”.