Luego de aprobada por la Cámara de Diputados, primero, y por el Senado, después, el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Alberto Fernández la promulgará esta tarde para convertirla oficialmente en ley. Será en un acto a realizarse en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

De esta manera, Argentina se convierte en uno de los países pioneros de América en legalizar el aborto. Además, el sistema de salud público deberá garantizar la seguridad y gratuidad del proceso de interrupción del embarazo, permitido hasta la semana 14 de gestación.

Cabe recordar que la última ley que regía en el país sobre el aborto databa de 1921 y sólo lo permitía en casos de violación o de riesgo para la vida de la persona gestante, lo que era considerado un “aborto no punible”. Sin embargo, las demoras en los procesos judiciales muchas veces impedían la práctica.

También se promulgará el Plan de los 1000 días, que asegura un acompañamiento sanitario y económico a la madre y al hijo o hija durante sus primeros mil días de vida, como la provisión de medicamentos esenciales, vacunas, leche, alimentos para el crecimiento y desarrollo saludable en el embarazo y la niñez.