El equipo de Isidro Casanova, que venía de ser campeón en 2019, ganó la Zona Campeonato una fecha antes del final y logró el ansiado ascenso a la Primera Nacional, la segunda categoría del fútbol argentino. En condición de local, derrotó por 2 a 1 a Acassuso y se coronó nuevamente.

Los dirigidos por el Morrón Benítez lograron el ascenso por los goles de Alan Barrionuevo y el Gurí García -de penal-. Así, aprovecharon que Comunicaciones le ganó a Villa San Carlos y que Tristán Suárez, el otro equipo que podía dar pelea, perdió ante J. J. Urquiza. Luego del pitazo final, se inició el delirio en los festejos.

La última vez que Almirante había jugado el torneo Nacional fue en 2014, cuando le tocó descender a la B Metropolitana. Ahora la Fragata volverá a la máxima categoría del ascenso como en 2010, con una particularidad: el único jugador que estuvo en el plantel en aquel entonces y también en este último logro fue José Luis ‘El Pipi’ García, de 35 años.

El detalle negativo de la jornada fue que, luego de terminado el partido y mientras los jugadores festejaban en el campo de juego, los hinchas del Mirasol ingresaron a las tribunas, a pesar de estar prohibido por el distanciamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de Coronavirus, por lo que quedará esperar si nuevamente hay sanciones para el club.