(Foto: twitter @ferespinozaOK)

Todas las vertientes que integraron el Frente de Todos en las últimas elecciones se fusionarán en un sólo bloque en el Concejo Deliberante y reunirán diescisiete ediles para los próximos dos años.

A los catorce concejales que provienen del oficialismo municipal se le sumarán Josemaría Caruso, de Red x Argentina, y las dos dirigentes del sector de Rubén Ledesma, que son Ana María Melho y Ana Bordón. Esta última ocupará la banca de la recientemente fallecida Laura Piperno.

Daniel Barrera es número puesto para presidir el cuerpo legislativo y comenzó a agrupar a la tropa. Aún resta saber cómo será el reparto de las vicepresidencias y las comisiones.

De esta manera, el peronismo contará con un número de manos más que suficientes para pasar si sobresaltos las iniciativas legislativas que envíe el Ejecutivo o que se generen allí mismo.

Luego de perder a una concejal por sólo 104 votos, Juntos por el Cambio contará con 5 bancas y será comandado por la edil Pamela Loisi, quien está referenciada en el diputado provincial Gustavo Vélez.

La dura derrota electoral que sufrió en suelo matancero planteó tensiones al interior del espacio macrista entre todos sus referentes, pero lograron llegar a un principio de unidad. Por ahora atada con alambres.

Por otra parte, se encuentra el bloque de Nueva Dirigencia que estará integrado, en principio, por Luisa Monges y Miguel Saredi. Ambos integraron Consenso Federal en los pasados comicios y aún no hay definiciones sobre sus próximos pasos en el recinto.

Tras el fallecimiento de la concejal oficialista Mónica Noguer, Monges preside la poderosa comisión de Presupuesto y Hacienda, y cultuvó un perfil dialoguista desde que asumió.

Así las cosas, Fernando Espinoza no estará obligado a sentarse a negociar ordenanzas con los sectores opositores debido al cómodo número del peronismo en el recinto.

Uno de los temas más calientes que se debatirán en 2020 es la elección del próximo Defensor del Pueblo, cargo que ostenta desde 2004 la radical Silvia Caprino, y el oficialismo podrá aprobar sin problemas a algún candidato propuesto por la oposición.