Foto: Diario Rio Negro

El fotógrafo alemán Stefan Borghardt fue detenido el lunes pasado por la policía neuquina mientras se encontraba sacando fotos a un basurero petrolero en la empresa Treater Neuquén SA. Según denunció, los efectivos le revisaron el teléfono, se quedaron con sus equipos, lo golpearon, insultaron y dejaron encerrado durante varias horas.

Borghardt se encontraba realizando un trabajo para un documental sobre la explotación no convencional de hidrocarburos en Vaca Muerta. La actividad en el basurero que fotografió cuenta con una demanda penal por parte de Greepeace y la Confederación Mapuche por no cumplir los estándares mínimos ambientales.

En repudio a lo ocurrido, hoy el sindicato de prensa de Neuquén y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (A.R.G.R.A) convocaron a relizar un “camarazo” frente a la gobernación en Neuquén defendiendo la libertad de prensa. Mientras tanto, el joven alemán realizó una denuncia y notificó a la embajada alemana y a organizaciones internacionales de lo ocurrido.