La epidemia de dengue pone en alerta a La Matanza. Hasta el momento, hay al menos 24 casos de dengue confirmados en el distrito, de los cuales 3 son autóctonos, es decir, de personas que no viajaron a provincias o países afectadas por la enfermedad.

Al mismo tiempo, había hasta la semana pasada 180 casos sospechados de haber contraído la enfermedad. La situación motivó que se refuerce la campaña de concientización para limpiar los hogares y tirar los cacharros que acumulan agua, necesaria para la reproducción de las larvas de mosquitos, y de fumigación en las zonas afectadas.

Una de estas zonas es Ramos Mejía, localidad en la que se registró un brote de casos a la altura de la Avenida Diaz Velez. Así lo afirmó a MD Rubén Carlevaro, director de Políticas Públicas Saludables e Investigación Epidemiológica municipal, quien aseveró que “hubo unas cuantas denuncias cercanas (en la zona), que todavía están en vías de confirmación. Por eso se estuvo trabajando mucho en el área, se fue a fumigar para evitar que se contagie más gente”.

A través de #ContaloVos, una vecina envió un video mostrando cómo las camionetas de Bromatología fumigan en la zona de Lomas del Millón, cercana al límite con el partido de Tres de Febrero. A través de los gases se busca eliminar a posibles mosquitos contagiados que estén sobrevolando la zona, aunque no se logra atacar a las larvas que viven en el agua.

Según explicaron desde Dirección de Bromatología municipal, que depende de la Secretaría de Salud Pública, informaron que el procedimiento de fumigación “se realiza a partir de la solicitud de los vecinos”, en aquellos lugares se presentan denuncias sobre posibles casos.

Es por eso que se recomienda frenar la reproducción del mosquito, a través de la eliminación de cacharros que no se utilicen, cambiando el agua de los bebederos de animales todos los días, como así también de los floreros u otros recipientes que contengan agua.

Por otro lado, se recomienda revisar las canaletas para que no junten agua, controlar qie los tanques de agua deben estar tapados y en el caso de piletas u otros contenedores de agua, desarmarlas o darlas vuelta cuando ya no se utilizan.

Para más información comunicarse a Dirección de Bromatología al tel: 4482-0518.