YPF aumentó desde la medianoche de ayer el precio de los combustibles en el surtidor, un 5% a la nafta super y gasoil, y 8% a los productos premium.

Se espera que el resto de las petroleras sigan el mismo camino, dando por caído el acuerdo de precios que impulsó el ex ministro Juan José Aranguren cuando comenzó la corrida cambiaria en mayo.

De esta manera, en promedio, la nafta super pasó de $26,5 a $27,83 y el gasoil trepó desde $23,05 a $24,20. En el caso de los premium, la nafta pasó de $30,74 a $33,20 y el gasoil de $26,86 $29,01.