El ministro de energía y ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, en el ojo de la tormenta.

El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, declaró que presentará un pedido de cautelar para tratar de suspender los ajustes en instituciones sociales de su zona, junto con las intendentes de Ituzaingo y Merlo. También hubo reclamos de los intendentes peronistas de Lomas de Zamora, Almirante Brown y Hurlingham.

El reclamo recaería en la juez Federal de San Martín, Martina Isabel Forns, que el martes suspendió la aplicación del aumento de la electricidad en un centro de salud de Tres de Febrero, y ayer anticipó que seguirá analizando pedidos de amparo porque la suba de tarifas es “desproporcionada”. El centro de salud es el Hospital Privado Nuestra Señora de la Merced, ubicado en la localidad de Tres de Febrero, cuya factura de Edenor saltó de un mes a otro de 50 mil a 300 mil pesos.

El ministro del interior, Rogelio Frigerio, señaló en declaraciones radiales “el ajuste tarifario en 2016 está terminado”, y explicó que en el resto del país se dio de hecho el tope de 400% en los consumos residenciales de gas que se aplicó en la Patagonia.

Interna en Cambiemos

Según informa el matutino porteño La Nación, el Senado podría convocar al ministro de energía Juan José Aranguren para pedirle explicaciones. Si bien el llamado responde a una estrategia de senadores peronistas, contaría con el visto bueno de los radicales, que encontraron en el tema tarifas un eje para canalizar sus quejas con el PRO. La Nación cita a  “un senador radical”, quien señaló que “depende de cómo concluyan las negociaciones entre los gobernadores y el Poder Ejecutivo, pero si no hay arreglo va a ser difícil evitar que Aranguren comparezca”.