Foto: Eva Cabrera (Télam)

María Eugenia Vidal anunció este lunes un recorte de impuestos en las tarifas que pagan los usuarios de servicios públicos en la provincia de Buenos Aires. Se trata de un total de 3 mil millones de pesos que dejará de percibir la provincia y que tendrá un impacto en la factura de los servicios.

En promedio, la reducción de las facturas será: del 15,7 por ciento en electricidad, del 6,3 en la tarifa del gas y el 6,2 en la de agua. Durante la conferencia, la gobernadora apoyó la política que en materia de tarifas lleva adelante el gobierno nacional y aseguró que “estuvimos acostumbrados durante años a pagar tarifas irreales y la electricidad colapsó”.

El anuncio tuvo lugar después del mensaje del presidente Mauricio Macri desde Vaca Muerta. A través de un spot, Macri pidió a los municipios y gobiernos provinciales “que eliminen los impuestos que cobran sobre los servicios públicos, así van a ayudar a aliviar la carga sobre cada consumidor, cada comercio y cada PYME”.

Es decir, que las jurisdicciones locales contibuyan y acompañen el aumento de tarifas que dictamina el gobierno nacional. Vidal es la primer mandataria en anunciar una rebaja impositiva.

Tras el anuncio, quedarán sin efecto el decreto 7290/67 que creó el Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico y el 9038/78, que establece un gravamen adicional al consumo de energía eléctrica para grandes obras. “Son dos decretos de la dictadura militar que nada tienen que ver con las tarifas”, aseguró la mandataria.