En plena paralización por el aislamiento social preventivo y obligatorio por el Coronavirus, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires anunció un plan de obras para los municipios. Lo hizo junto al Presidente, Alberto Fernández, que fue contundente en sus declaraciones; el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis. Además, estuvieron la Vicegobernadora Verónica Magario, y el conjunto de intendentes locales.

“Hoy hacer obra es dar una respuesta y darle a la economía ese motor que en pandemia no está” explicó Kicillof, que detalló los programas ‘Agua más trabajo’ y ‘Cloacas más trabajo’. Además, adelantó la construcción de 2000 plazas para el Servicio Penitenciario Bonaerense. Para el total de las obras se destinarán unos 2000 millones de pesos.

El gobernador resumió que “se puso en jaque el sistema financiero internacional” y detalló que “los países que tienen cuarentena estricta, tienen problemas económicos y los que no, también”, en referencia a la duración del aislamiento en Argentina. Los barrios populares bonaerenses son uno de los focos en donde se dio la mayor expansión del Covid-19 en las últimas semanas.

En el caso de Villa Azul, que pertenece a Quilmes y a Avellaneda, se decidió aislar al barrio completo. Esto se definió en conjunto entre Kicillof y los respectivos intendentes Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi. Sobre el aislamiento comunitario, el gobernador no descartó hacerlo en otras zonas: “Cuando aparezca un brote, ya sea en un barrio cerrado o en un edificio, se hará una cuarentena comunitaria”, aseguró.