En pleno aumento de casos de Coronavirus y la nueva etapa de aislamiento social debido al crecimiento en los contagios diarios, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el Intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, inauguraron un centro de aislamiento en González Catán con 161 camas para casos sospechosos o infectados leves.

“Estos quince días van a ser muy importantes porque van a permitir, si hay un alto acatamiento y funciona, que la curva que está creciendo muy fuerte, deje de hacerlo”, afirmó Kicillof, quien también agradeció “el esfuerzo y el trabajo” que están realizando los intendentes en estos momentos críticos.

Por su parte, Espinoza reconoció que “los días más difíciles están llegando y serán muy tristes” pero afirmó estar “preparados para poder mantener la curva de contagios con los menores perjuicios posibles”. También envió un mensaje optimista al sostener que está “confiado en que el esfuerzo de las próximas dos semanas dará resultado”.

El nuevo centro de aislamiento, montado en el Mini Estadio de Eventos culturales y deportivos Juan Domingo Perón, cuenta con una nueva calefacción central, ropa de cama y elementos de higiene personal, además de atención médica, seguridad, limpieza y personal del Voluntariado de La Matanza.

Según informó el Intendente, La Matanza tiene ahora 12 centros de este tipo y 2.681 camas de aislamiento; mientras que cuenta con 2.056 camas de terapia intermedia y 360 de terapia intensiva entre sector público y privado. Kicillof completó, para finalizar, que hay más de 12.000 camas que se están terminando en todo el Conurbano bonaerense.