(Foto: Club Almirante Brown)

El atacante de origen asiático, que llegó ésta temporada entre la docena de refuerzos que arribaron al conjunto que dirige Blas Armando Giunta como parte de la renovación de plantel, tuvo su bautismo está mañana en el triunfo de la reserva. Ingresó en el segundo tiempo, a falta de 15′ minutos en lugar del autor de los 2 goles, Tomás Molina.

El “Pavón japonés” tal como el mismo se define, viene de jugar el último torneo federal C y la liga de General Madariaga para Racing Club de esa localidad donde sorprendió con su estilo al ex dirigente de la fragata Alberto Pappaiani responsable de su llegada a la institución.

Periodistas partidarios del club consultados por Matanza Digital, definieron al jugador como “un delantero que puede jugar de extremo, con mucho vértigo, velocidad y gol”.