Mientras realizaban tareas de investigación sobre venta de drogas a orillas del Río Matanza, dos agentes de la Policía Federal fueron sorprendidos a balazos por delincuentes y uno de ellos recibió un disparo en la cabeza, mientras que su compañero logró salir ileso. El hecho ocurrió el martes y ya hay cuatro detenidos.

La policía realizó ocho allanamientos en domicilios de La Matanza y logró detener a los sospechosos, acusados de haber sido quienes dispararon contra los investigadores. También les encontraron dos armas de fuego calibre 38 y 22, además de un puñado de municiones.

El oficial herido, llamado Federico López, se desempeña en la División Operaciones Metropolitanas Sur del área de Drogas Peligrosas de la PFA y se encuentra internado en el Hospital Churruca, donde fue intervenido, después de haber sido llevado de urgencia al Hospital Simplemente Evita.

Al momento de recibir los disparos estaba realizando las tareas dentro de un automóvil en el cruce de la Ruta 21 y Calderón de la Barca, en la zona del barrio Las Casitas, de la localidad de Laferrere.