Los camioneros en pie de guerra en Francia

En lo que marca el comienzo de una nueva jornada de huelga y manifestaciones convocadas por cuatro sindicatos y tres organizaciones estudiantiles contra la reforma laboral del Gobierno del presidente, François Hollande, los sindicatos de camioneros bloquearon puertos y distintos centros industriales en Francia.

El presidente galo, dijo hoy que “no (va) a ceder” y que la ley de reforma laboral se aprobará, justificando que su contenido  es el resultado de “un compromiso” con “los sindicatos reformistas”, según señaló la agencia europea EFE. Sin embargo, las protestas van a tener continuidad hasta el jueves, y se sumarán a las medidas de fuerza los ferrocarriles y en el control aéreo.

El Gobierno asegura que la reforma se realiza para mejorar la competitividad de las empresas y disminuir el desempleo, pero sólo ha sido saludada por la derecha y por las asociaciones patronales francesas. Incluye la posiblidad de despidos colectivos, que el proyecto de ley contempla por “descensos en pedidos o cifra de negocios”, “cambios tecnológicos” o “reorganizaciones para mantener la competitividad”.  También brinda amplias posibilidades a las empresas para saltarse el límite de carga horaria semanal (que en Francia es de 35 horas) por reestructuraciones, apertura de nuevos mercados o “causas excepcionales”. También contempla recortes salariales generalizados “para conquistar nuevos mercados”.