El Banco Central de Bolivia (BCB) anunció que realizó el pago completo del préstamo que había solicitado en 2020 el Gobierno de facto de Jeanine Áñez al Fondo Monetario Internacional (FMI). A su vez, denunció “imposiciones” económicas por parte del organismo financiero.

Se trata de 327,2 millones de dólares que había acordado Áñez en el último abril, más otros 24,3 millones de dólares a causa de intereses y variación cambiaria. De esta manera, Bolivia pagó un total de 351,5 millones de dólares estadounidenses y finalizó su vínculo con el FMI.

El BCB también anunció que realizará acciones civiles y penales contra funcionarios gubernamentales que tengan responsabilidad en la gestión del apoyo financiero del FMI. El Congreso boliviano había rechazado el acuerdo por no haber recibido la documentación completa sobre las condiciones.

Cabe recordar que Evo Morales, de Movimiento al Socialismo (MAS) no había tenido ningún acercamiento al FMI durante sus 14 años de gobierno. El actual Presidente, Luis Arce, también pertenece al MAS y está siguiendo la misma línea respecto al endeudamiento internacional.