(Foto: Presidencia de la Nación)

El coronavirus sigue cobrando miles de víctimas e infectados en todo el mundo y al mismo tiempo genera un deterioro importante del sistema económico de los países como consecuencia de las cuarentenas obligatorias pero necesarias para evitar la circulación del Covid-19. En este contexto, el Gobierno, a través del Decreto 310/2020, anunció el pago de 10 mil pesos para trabajadores informales y monotributistas clases A y B afectados por el aislamiento obligatorio.

“Queremos asegurarnos que todos los argentinos queden protegidos ante esta crisis”, explicó el ministro de Economía, Martín Guzmán. “Esto es para familias que no tengan ningún tipo de ingreso”, expresó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en una breve comunicación que hicieron desde la Quinta de Olivos.

El monto del IFE de $10.000, destinado a aliviar la situación económica de 3,6 millones de hogares que no tengan otros ingresos, se realizará por una única vez en el mes de abril, aunque se podría repetir durante el mes de mayo si las circunstancias lo ameritan.

La inscripción será a través de una web que el Gobierno dará a conocer en los próximos días y que estará a cargo de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses). Todos los datos consignados en la solicitud de IFE tendrán carácter de Declaración Jurada por parte del solicitante.

La fecha de pago será a mediados de abril. Para las personas que no cuentan con CBU, el Banco Nación va a proveer de mecanismos simples y accesibles cuidando que no haga falta el traslado de personas.

Requisitos

  • Ser argentino o argentina nativo/a o naturalizado/a y residente con una residencia legal en el país no inferior a DOS (2) años.
  • Tener entre 18 y 65 años de edad.
  • No percibir el o la solicitante o algún miembro de su grupo familiar, si lo hubiera, ingresos por: trabajo en relación de dependencia registrado en el sector público o privado; monotributistas de categoría “C” o superiores y régimen de autónomos; prestación por desempleo; jubilaciones, pensiones o retiros de carácter contributivo o no contributivo, sean nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales, a excepción de los ingresos provenientes de la Asignación Universal por Hijo o Embarazo o PROGRESAR.