Buenos Aires: El jefe de Gabinete, Marcos Peña, encabezó la mesa de diálogo social convocada por el Gobierno e integrada por los los tres líderes de la CGT y representantes del Grupo de los 6, que reúne a las principales cámaras empresarias. (Foto: Télam)

En una conferencia de prensa encabezada por el Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, el Gobierno nacional anunció el acuerdo alcanzado con la CGT y las principales cámaras empresarias, tras la reunión de diálogo que se realizó en el Museo del Bicentenario.

En el anuncio, Marcos Peña leyó el acta firmada por los presentes, que incluyó tres puntos: institucionalizar el diálogo, abrir una negociación por sector para el pago de un bono no remunerativo “con referencia base de $2.000 por trabajador”, y articular la agenda de trabajo con el plan productivo nacional.

Con respecto al bono de fin de año, Marcos Peña señaló que brinda a los trabajadores y empresarios la posibilidad “de poder cerrar este año”, estableciendo una base para “que sector por sector pueda discutir” una recomposición por la alta inflación acumulada.

Consultado por el pago del bono a trabajadores estatales, el ministro Jorge Triaca se limitó a señalar que será cada provincia la que establezca las condiciones, ya que “nosotros somos respetuosos de la autonomía de cada una de las jurisdicciones”, dijo. En el caso de los trabajadores que dependan de la órbita del Gobierno naiconal, indicó que “el que tiene la potestad es el Ministerio de Modernización, que en los próximos días va a hacer la evaluación correspondiente”.

El dato no es menor, ya que fueron varios los gobernadores que durante los últimos días señalaron que no están en condiciones financieras de dar ningún bono. Tal es el caso de la provincia de Buenos Aires, la más populosa, cuyo ministro de economía, Hernán Lacunza, se encargó de decir que “no está prevista una pauta presupuestaria” en ese sentido.

Desde el lado de la industria, el dirigente de la UIA José Urtubey había adelantado en la previa de la reunión que “hay sectores de la industria que no pueden pagar ningún tipo de bono”, por lo que “no se puede generalizar con un piso”

Por último, Alfonso Prat Gay se encargó de aclarar que lo firmado se limita a un acuerdo, ya que “la convocatoria del Gobierno Nacional ha sido juntar a las partes para tener una participación tripartita”, y no busca imponer decisiones a nadie.