Brian Castaño demostró su jerarquía y venció por un nocaut en el quinto round al nigeruano Wale Omotoso en una pelea que se desarrolló en el MGM National Harbos de Maryland, en Estados Unidos.

El Boxi era el amplio favorito en las apuestas (8-1) para la pelea que se llevó a cabo el sábado pasado, y sumó un nuevo triunfo, manteniendo su invicto de 16 victorias (12 nocauts) y un empate.

Castaño estuvo ocho meses en inactividad y volvió con ánimos volver a posicionarse como campeón. Cabe recordar que el cinturón superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) le fue arrebatada en junio pasado cuando se negó a firmar un contrato para una pelea de visitante contra el francés Michael Soro.

El boxeador de Isidro Casanova no aceptó el combate porque no se cumplieron dos requisitos exigidos por sus promotores: que se lleve a cabo un control antidoping de parte de la empresa VADA y que la bolsa comercial sea depositada en una cuenta bancaria con 10 días de anticipación.

Ante la negativa de competir, la AMB dispuso entonces que que la corona quedara vacante hasta que diriman los franceses Soro y Cédric Vitu, ambos paradójicamente vencidos por el matancero en combates pasados.

Así las cosas, con su victoria en Estados Unidos, el Boxi dio un paso importante en su aspiración a competir el año que viene ante los estadounidenses Julian Williams, campeón superwelter de la Federación Internacional de Boxeo; Jermell Charlo, titular del Consejo Mundial de Boxeo, o el mexicano Jaime Munguia, monarca de la Organización Mundial de Boxeo.