Sumado a la crisis causada por las consecuencias del Coronavirus, Perú atraviesa horas críticas en lo institucional y no tiene autoridades nacionales. Es que el Presidente constitucional, Martín Vizcarra, fue destituido por acusaciones de corrupción la semana pasada y su reemplazante renunció este domingo, cinco días después de haber asumido.

Vizcarra había sido destituido el pasado lunes por el Congreso peruano, tras haber sido acusado de recibir sobornos cuando se desempeñaba como Gobernador de Moquegua, entre 2011 y 2014. Cabe recordar que el ex mandatario había asumido en marzo de 2018 al reemplazar a Pedro Pablo Kuczynski, de quien era su vicepresidente, también acusado de corrupción.

Al día siguiente de la destitución, asumió Manuel Merino para tomar las riendas del país incaico, pero renunció ayer tras cinco días en el poder. Se debe a que hubo fuertes protestas sociales y, en respuesta, una feroz represión que desencadenó dos muertes, más de cien heridos y algunas personas desaparecidas.

Para peor, también renunció la Junta directiva del Congreso, por lo que Perú quedó sin autoridades en el Poder Ejecutivo y también en el Poder Legislativo. Además, la única lista presentada para asumir el cargo, el Frente Amplio, no pudo obtener la cantidad de votos que necesitaba por parte de los congresistas, de manera que tampoco pudo asumir.

Durante el día de hoy se buscará realizar una nueva votación que encuentre consensos para definir quién estará a cargo de la Presidencia. La única lista presentada hasta el momento es el Partido Morado, encabezada por Francisco Sagasti, quien estaba como vicepresidente en la lista que no alcanzó los votos en el día de ayer.