Foto: Lucas Sosa

Con la conmemoración del Día de la Militancia peronista, que celebra el retorno de Juan Domingo Perón a Argentina en 1972 tras pasar 18 años exiliado en España; con banderas, bengalas y tapabocas, decenas de militantes y adherentes se movilizaron desde Camino de Cintura en San Justo hasta el Congreso de la Nación.

En una caravana que contó con decenas de automóviles y camionetas el movimiento peronista matancero recorrió avenidas y rutas del distrito para mostrar su respaldo a la gestión del presidente Alberto Fernández y avalando diversos proyectos de ley del Ejecutivo nacional como el Impuesto a la Riqueza y el de aborto legal.

Una de las mayores convocatorias a nivel distrital fue la que realizó el Ateneo Néstor Kirchner a través de las redes sociales. El punto de encuentro fue en la Ruta provincial N°4 a la altura de la calle Peribebuy de la localidad de San Justo.

El trayecto comenzó cerca de las 17 horas con un pequeño recorrido por el barrio Almafuerte (ex Villa Palito) para luego retomar la marcha por Camino de cintura. Desde ese punto llegaron hasta la rotonda de San Justo y continuaron por Ruta 3 haciendo sonar sus bocinas.

Oscar Banegas, un vecino de San Justo y militante de la organización La Cámpora comentó a MatanzaDigital.ar que la militancia para él “significa mucho. Yo milito desde que era pibe, arranqué a los 17 años, ahora tengo 64”, dijo y agregó, “dentro de esta organización que tanto puso el hombro para ayudar a los vecinos en tiempos de inundación, en los merenderos, las ollas populares y demás actos de amor y compañerismo, veo reflejado ese trabajo en equipo que realizaba cuando era chico y que hoy lo sigo haciendo. Para mí, esa es la militancia”.

“Yo vivo en puerta de Hierro, un barrio que necesita mucho y que cambió mucho, pero todavía tiene que seguir cambiando” sostuvo Oscar y recordó “cuando Cristina (Fernández) ‘llegó al barrio’ con el operativo ‘El Estado en tu barrio’, los compañeros hicieron mucho por los vecinos y las vecinas, fue un acto de presencia enorme. Ahí arrancó el cambio que nos transformó la vida para mejor a muchos que nos sentíamos olvidados por todos los gobiernos”.

“Hoy hay muchos que no quieren ver esa realidad y que todavía siguen defendiendo una herencia de deudas que nos dejó este muchacho (Mauricio Macri), y la verdad que me pone muy contento saber que con mi granito de arena colaboro y colaboramos con todos los compañero y compañeras para cambiar ese mal momento que nos tocó vivir y que muchos eligieron con su voto. Pero la lucha del militante es esa”, comentó Banegas.

“Este es un día muy especial para mi, como persona, como ciudadano y como militante, porque en este momento donde el mundo se encuentra sumergido en una pandemia, hoy tengo la posibilidad de ver con mis ojos, después de ocho meses de aislamiento, a todos mis compañeros y compañeras reunidos, cantando con una sonrisa en la mirada. Si bien hay mucho compañeros que ya no están, no puedo dejar pasar el agradecimiento a todos ellos, que durante la cuarentena estuvieron ahí presentes llevando la ayuda del Estado a los barrios más humildes. Imaginate lo que es no tener para comer porque no podés salir a trabajar por ser paciente de riesgo y que un compañero te traiga un plato de comida hasta la puerta de tu casa, Eso te resume todo, eso es la militancia”, concluyó.