Con la participación de 300 delegados de todo el país, el Sindicato de Empleados de la ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria (SECASFPI), que conduce Carlos Ortega, celebró hoy su XIV Congreso Nacional de Delegados y Delegadas en la sede de la Unión Ferroviaria (Av. Independencia 2880).

Con fuertes críticas a la política del Gobierno Nacional, Ortega anunció que participará de la marcha del 4 de abril convocada por los gremios, confirmó el pago de un bono a los afiliados y se solidarizó con la situación de despidos que se suceden en el organismo.

Durante su alocución de cierre del Congreso, al que denominó “Patria Grande” bajo la consigna “Unidad, solidaridad, organización e internacionalización de la lucha del Movimiento Sindical”, Ortega aseguró “mañana marchamos en contra de la Reforma Laboral, la Previsional, y fundamentalmente, en contra de este modelo exclusivo y excluyente, y al margen de la marcha, creo que hay que ponerle fecha a un paro general”.

Por otra parte, el sindicalista ratificó que Secasfpi habilitó un bono de emergencia de $1500 para sus afiliados y se suma a otro similar de $2000 que ya fue acreditado en diciembre pasado. “Es una ayuda para nuestros trabajadores y trabajadoras en un momento de emergencia que se pone cada vez más difícil: además de la inflación, ahora viene otro aumento en las tarifas y en las naftas” añadió.

En ese sentido, el sindicalista expresó el repudio del gremio a la situación de despidos que se vive en el organismo “ya despidieron a una compañera en Cipoletti y estamos exigiendo su reincorporación, no podemos permitir que eso siga sucediendo. Hoy nos encontramos en estado de asamblea ante el avance de estas políticas de exclusión del gobierno y tomaremos medidas de acción directa en caso de que la situación se profundice”.

Y destacó “mañana marchamos porque están desfinanciando la ANSES y vaciando el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y para manifestarnos en contra de este modelo económico en el que grupos concentrados absorben todo el dinero que le corresponde a los trabajadores”.

Del encuentro participaron además como invitados internacionales la dirigente cubana Dulce María Iglesias Suárez, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Administración Pública de Cuba (SNTAP) y referente de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de los Trabajadores Estatales (CLATE) y el dirigente uruguayo Eduardo Ramón Ruiz Fagundez, Director Representante del Sector Trabajadores del Banco de Previsión Social de Uruguay (BPS).

De esta manera, ambos coincidieron en que “no sirve que se copien recetas porque cada país tiene su historia y su idiosincrasia, pero es importante la cooperación internacional para evaluar políticas y acciones del movimiento sindical”.

Finalmente, Ortega concluyó “al margen de la marcha del 4 de abril, y hablando desde la Corriente Federal de los Trabajadores, creo que hay que ponerle fecha al Paro General. Ya ninguno se puede hacer el distraído, porque no es bueno para nadie. No quieren paritaria, te bajan los salarios, te disciplinan con los despidos… Hay que hacer un paro, un plan de lucha, movilizar donde haya que movilizar y ser solidario con todas las organizaciones gremiales que están en pelea”.