La comunidad educativa de la EEST N° 1, ubicada en la localidad de Isidro Casanova, realizó una asamblea para denunciar la situación edilicia en la que se encuentra el establecimiento.

Los problemas más graves que afronta la institución son la pérdida de gas en 3 sectores internos distintos, la mampostería del cielo razo con peligro de desprendimiento, los plafones de iluminación a punto de caerse y la falta de matafuegos.

Además, otro punto que crítico dentro de la escuela es la carencia de salidas de emergencia, la mala ventilación de las aulas y la inundación que sufren los subsuelos del colegio.

Los directivos, padres y docentes firmaron una resolución en donde convocan a otra asamblea el lunes 13 para informar los pasos a seguir y los planes de continuidad pedagógica ya que no están dadas las condiciones edilicias para el dictado de clases.

Las quejas se elevan a la Dirección General de Cultura y Educación provincial, al Consejo Escolar local, a la Dirección de Infraestructura Escolar regional de La Matanza y al inspector de la escuela.