Un grupos de vecinos y vecinas de la localidad de González Catán comenzó con la limpieza de un predio de más de 4 hectáreas ante la ausencia de respuestas del municipio, ya que ese lugar es un gran centro de robos y hurtos ante la falta de luminaria y presencia policial.

El lugar en cuestión está ubicado sobre la ruta provincial 21 entre las calles Juan B. Justo, Balboa y Baez, y los vecinos vienen reclamando un mantenimiento desde el año 2000 ante las autoridades locales.

“El predio tiene 4 hectáreas y media y, desde que yo tengo uso de razón, siempre estuvo abandonado. No tiene cerco perimetral y tampoco tiene iluminación”, denunció Andrea ante MD.

Y agregó: “Tiene dueño, pero tiene que venir a hacerse cargo de esto. Entonces, los vecinos comenzamos a limpiarlo con lo que teníamos. Hubo hasta casos de violaciones, y todo está documentado”.

Este predio es utilizado para realizar los corsos municipales que se desarrollan en febrero, donde se arma un gran escenario con gradas y van a tocar bandas. También, en otra época del año, se instala un circo en esas tierras.

“Cuando uno va por la calle, te meten en el campo para robarte, o salen del predio ahí para robar. Pagamos de nuestro bolsillo para que corten el pasto, que a veces tenían dos metros de altura”, puntualizó Andrea, una de las vecinas de la zona.

Ante esto, los vecinos juntan firmas para expropiar el predio y nombrarlo de utilidad pública para darle un uso recreativo a ese lugar y que sea un punto de encuentro para la comunidad de la zona.

“Tiene una pileta en el centro y se produjeron incidentes porque los chicos juegan cerca”, finalizó su relato Andrea.