Foto: Infocielo

Los internos de la Unidad Penitenciaria N°31 de Florencio Varela donaron mobiliario escolar para el jardín de infantes ‘Rinconcito de Luz’, de la localidad de González Catán, que había sufrido un incendio intencional en el pasado mes de septiembre.

Se trata de 24 sillas y 5 mesas que fabricaron en los talleres de carpintería del penal con materiales reciclables conseguidos por las autoridades de la Unidad Penitenciaria.

‘Rinconcito de Luz’ se ubica en el barrio Monte Tartaglia y había sufrido una destrucción total de sus instalaciones a raíz del incendio. Al establecimiento concurrían más de 275 niños y niñas de la zona.

El siniestro habría sido intencional y por el mismo se detuvo a un hombre de 30 años, que se apoda ‘El evangelista’. Según indicaron fuentes policiales, el sujeto sufriría de problemas de piromanía y produjo las llamas en el interior del jardín.