Foto: Archivo.

Todo comenzó el pasado 7 de septiembre en Esmeralda al 400, entre Libertad y José Manuel Estrada en la localidad de Haedo, cuando un abogado que se dirigía a su oficina fue interceptado por dos sujetos armados que lo amenazaron y le robaron la moto en la que circulaba además de sus pertenencias.

Tras el robo, la víctima identificada como W.H.B. de 53 años, denunció que le habían sustraído su Ducati Monster 767 color roja y que los sospechosos se desplazaban en una moto Honda Twister.

Eso fue clave para que los investigadores inicien el rastreo en redes sociales y en sitios de compra y venta de ese tipo de rodados, ya que, muchas veces son utilizados por los delincuentes para desprenderse de vehículos robados que, por sus características, no pueden usar para cometer nuevos delitos porque podrían ser fácilmente identificados.

Luego de una investigación realizada por efectivos de la DDI Morón, lograron ubicar la moto. Por ese motivo, la justicia de Morón libró la orden para la realización de cinco allanamientos con el objetivo de intentar dar con los responsables del robo.

Fue así que la Policía se hizo presente en un domicilio en una vivienda situada en calle 1100, en el denominado barrio Villegas, en Ciudad Evita, donde detuvieron a un individuo de 30 años, y a una joven de 29 a quienes les incautaron envoltorios de cocaína y marihuana listos para su comercialización; mientras que en un domicilio instalado en Paso Itu al 1800, en Gregorio de Laferrere, capturaron a un sujeto, de 22.

Por su parte, los restantes allanamientos se concretaron en inmuebles ubicados en la esquina de Concejal Gómez y Zuviría, y en José Hernández al 3200, en Gregorio de Laferrere; y también en Franklin al 400, en jurisdicción de Paso del Rey, en el partido de Moreno

Además, en las fincas allanadas hallaron un revólver marca Bagual sin numeración calibre .32 largo con 6 municiones; una balanza de precisión; 165 municiones calibre 9mm; 3 cargadores de pistola 9mm; otra pistola calibre 40 cromada marca Taurus con cargador con 10 municiones; documentación sustraída a la víctima (tarjetas de crédito, tarjeta personal, entre otras cosas), un rosario que también pertenece al abogado; y una carabina calibre 22 largo.

Los sujetos quedaron ahora a disposición de la justicia en el marco de una causa por robo calificado por el uso de arma de fuego, portación ilegal de arma de guerra e infracción a la Ley de Drogas. Intervino en el expediente el doctor Sergio Augusto Di Leo, fiscal de la Unidad Funcional N° 6 del departamento judicial de Morón.