Los centros culturales son espacios importantes de contención, aprendizaje y socialización dentro de cada barrio, donde el encuentro es fundamental. Sin embargo, con la pandemia y el consecuente aislamiento social, se han visto severamente comprometidos y es un desafío su subsistencia, lo que también afecta a la comunidad.

El Centro Cultural Social y Deportivo Matanza de punta a punta, que está ubicado en Villa Madero donde antiguamente funcionaba el club Los Hijos de Italia, es dirigido por Alicia Magalhais, quien detalló a Matanza Digital la situación en que se encuentra el lugar al que asisten alrededor de 100 chicos a causa de la pandemia.

Estamos tratando de aguantarlo todo lo que podemos” -explicó Alicia- “es muy complejo el momento, pero vamos a tratar de sostenerlo porque este lugar se levanto con mucho sacrificio y no me gustaría que se vaya todo de repente”. Allí se brindaban clases de fútbol, patin, boxeo, taekwondo, canto, folklore, pintura, tango, zumba y gimnasia hasta que debió cerrar preventivamente.

La presidenta contó también que en 2012 consiguieron tener el lugar físico y que desde entonces debieron hacer mucho para restaurarlo porque estaba en total abandono. Relató que debieron sacar “entre 7 y 8 volquetes de basura y escombros” y resumió el esfuerzo realizado al comentar que “fue un trabajo de militancia a pulmón, con sangre sudor y lagrimas“.

El centro cultural no ha recibido ayuda ni asistencia por parte del Gobierno municipal hasta el momento. Alicia y su marido Oscar han pagado los servicios con dinero propio para sostener el lugar, pero “los profesores y las profesoras, lógicamente, están desesperados” ya que no pudieron continuar desde que empezó el aislamiento social.

“Es un lugar precario, muy humilde, hay mucho mantenimiento que hacerle, ya que al ser tan antiguo, sufre un deterioro constante en los revoques y la pintura”, reconoció Alicia. Para eso, pide colaboración a la comunidad para “ayudar entre todos” con pintura y una escalera, debido a que le robaron la que tenían en el centro cultural en este tiempo que permaneció cerrado.

“Toda donación es bien recibida en nombre de todas las personas, profesores, niños, adolescentes, adultos, vecinos y amigos que de alguna u otra manera extrañan el lugar porque pasó a ser una segunda casa. Toda la gente es una gran familia que desea volver al lugar para seguir con las distintas actividades”, finalizó.

Si querés colaborar:

Centro Cultural Social y Deportivo Matanza de punta a punta

Av. Velez Sarsfield 289, Ciudad Madero, La Matanza.

CBU: 0140052603518350222744

Facebook: Centro Cultural Social y Deportivo Matanza de punta a punta

Instagram: @ccmatanza