(Foto: Google)

La ausencia de contagios locales tiene su contrapartida en la presencia de importados. El representante de la Comisión Nacional de Salud de China, Wang Bin, aseguró que “la presión para estar en guardia también ha aumentado” por los casos traídos por viajeros, que en muchos casos son residentes en el exterior que prefieren volver a China ante la pandemia.

En ese marco, los cancilleres de China, Japón y Corea del Sur discutieron por videoconferencia la posibilidad de restringir la entrada de personas que llegan desde Europa y estudian prohibir los vuelos desde ese continente, que se ha convertido ahora en el epicentro de la crisis en medio del imparable avance de la pandemia hacia Occidente.

Tanto China como Corea del Sur, país que en su momento llegó a ser segundo en la lista de los estados más afectados por el brote, están logrando mantener bajo control la epidemia, por lo que temen que los viajes desde zonas en situaciones ahora más críticas, como España o Italia, podrían hacer rebrotar el coronavirus. Cabe destacar que la cifra de muertos en Italia por el coronavirus superó a la de China.