Seis boliches fueron clausurados el fin de semana durante el Operativo de Control realizado por el Registro Provincial para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA) dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

En González Catán se clausuraron los boliches “Ginebra”, “AlDon”, “Al Carajo” y “Naiky” por venta de bebidas alcohólicas a menores de edad y por incumplimiento de las normativas que garantizan la seguridad del espacio, al no contar con cámaras de seguridad. También fueron clausurados dos kioscos por incumplir la Ley 11.825 que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en dichos comercios.

En Gregorio de Laferrere fue clausurado la Disco-Pub “Costa Azul” por incumplimiento de la Ley 14050, que prohíbe la venta de alcohol después de las 4.30 am, y el Club “Guevara” por vender cerveza en vasos de tamaño mayor a 350 cm3, estipulado en la misma normativa.