Foto: Mónica Macha.

Tras aplazarse varias veces, este lunes comenzaron las primeras audiencias por el crimen de la líder trans Diana Sacayán que se lleva adelante en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 4, ubicado en Talcahuano 550, en Capital Federal. Allí se movilizaron decenas de personas, familiares, amigos y diferentes organizaciones políticas que acompañaron el reclamo de justicia por la dirigente.

En la causa está imputado Gabriel David Marino, por el delito de homicidio triplemente calificado por haber sido ejecutado mediando violencia de género, por odio a la identidad de género y con alevosía. Sin embargo se sospecha de la complicidad de otro individuo en la perpetuación del asesinato.

El desarrollo de las audiencias podría marcar un precedente en la historia judicial porque se pide que se juzgue por primera vez en un tribunal federal bajo la figura de “travesticidio”. Existen otros casos en que se utilizó la carátula de travesticidio, como el jucio por Natalia Sandoval en Mendoza o por el crimen de Vanesa Zabala en Santa Fe, pero en ambos casos el odio de género no fue contemplado como un agravante para la condena de los imputados.

A esta primera audiencia, se sumarán dos más que tendrán lugar los días miércoles y viernes de esta semana en la que se prestarán a declarar familiares, testigos y referentes trans.

Sacayán fue una importante activista que impulsó la sanción de la ley de cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires y en 2012 obtuvo su DNI femenino, otorgado por la entonces presidente Cristina Kirchner. Era miembro del equipo del Programa de Diversidad Sexual del Inadi, líder de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bisexuales (ILGA) y dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL).