El Tribunal Oral Federal N°1 de la Plata comenzó hoy con el debate oral para investigar los crímenes ocurridos durante los años 1976 a 1978 en el ex Centro Clandestino de Detención Brigada de Investigaciones de San Justo. La justicia colocará en el banquillo de acusados a los 20 imputados, entre los que se encuentran policías, civiles y militares que participaron de los delitos de lesa humanidad.

En el lugar, que dependía de la Dirección General de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires, pasaron cientos de detenidos de los cuales 43 aún continúan desaparecidos. Muchos de ellos pertenecían a organizaciones sindicales y políticas, al igual que a grupos estudiantiles. Entre otros crímenes de lesa humanidad, se juzgará la apropiación de hijos e hijas de desaparecidos.

Si bien la causa se elevó a juicio oral en 2015, debido a su magnitud el expediente fue dividido y recién este año comenzará la primera parte del juicio la primera parte, en el que se escuchará el testimonio de 96 querellantes. En cuanto a los imputados, todos se encuentran encarcelados pero solo 3 de los 17 cumplen con cárcel efectiva, mientras que el resto goza de prisión domiciliaria.

Ver más: Colocaron una placa recordando a los desaparecidos de la Brigada de San Justo

Entre los acusados que llegarán a juicio se encuentran el ex director de Investigaciones de la Policía Bonaerense, Miguel Etchecolatz, y el abogado ex funcionario de la dictadura, Jaime Smart, quien en febrero fue beneficiado con la domiciliaria.

Desde la organización de derechos humanos HIJOS La Matanza celebraron el comienzo del juicio asegurando que hoy es un “día histórico”. Varios integrantes de la organización de derechos humanos serán querellantes en la causa y movilizaron hoy hasta La Plata para presenciar el comienzo de las audiencias.

“Es una instancia que esperamos desde la vuelta de la democracia, una instancia que hoy entendemos como reparadora. Anhelamos justicia durante mas de 40 años, esa misma justicia que les negaron a nuestras y nuestros familiares”, expresaron desde el organismo a través de un comunicado.

Mientras avanza la causa, los familiares de las víctimas continúan reclamando la desafectación del ex Centro Clandestino ubicado en calle Salta 2450 para que sea un espacio de la memoria.