(Foto: edit-MD)

El transporte publico, las empresas de energía eléctrica y telefonía celular ya anunciaron nuevos aumentos en sus tarifas para el mes de marzo. Además, está previsto un incremento en el impuesto a los combustibles que muy probablemente encarecerá las naftas y el gasoil.

Luz

En febrero, tras la autorización del Gobierno Nacional, las empresas distribuidoras de energía eléctrica aplicaron el primer aumento del año, que promedió una suba del 26% -llegó al 32%-. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri ya autorizó un segundo incremento que rondará el 14%.

Además, en el año, el servicio eléctrico subirá un 55% y restan los aumentos previstos en marzo (4%) y agosto (4%).

Transporte: trenes y colectivos

El boleto mínimo de colectivo pasará de $16,50 a $18 para los tramos que lleguen hasta los tres kilómetros a partir del 15 de marzo. De hasta seis y 12 kilómetros tendrán un costo de $20 y $21, respectivamente.

Trenes: la tarifa mínima de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín aumentará $1 y tendrá un valor de $12,25. El Belgrano Norte costará $6,75.

Las líneas Roca y Belgrano Sur, con el nuevo aumento, llegarán a $7, mientras que el Urquiza costará $8.

Celulares

Por su parte, la empresa Personal ya ajustó un 17% sus costos en el mes de enero, Movistar anunció subas que rondarán el 18%. Este aumento entrará en vigencia a partir del 1° de marzo. La compañía Claro lo hará en el mes de abril.

Combustible

A partir del 1° de marzo está previsto un aumento sobre el impuesto al dióxido de carbono (IDC) y el de los combustibles líquidos (ICL), dos montos fijos que se cobran sobre las ventas y se ajustan por inflación.

Según el último cuadro publicado por la AFIP, vigente entre marzo y mayo, los impuestos a los combustibles líquidos están definidos en $9,936 por litro para la nafta y $6,128 para el gasoil. En tanto, el impuesto al dióxido de carbono está fijado en $0,608 para la nafta y $0,699 para el gasoil.

Está previsto que los impuestos se actualicen nuevamente en junio, septiembre y diciembre. Si bien no están anunciados aumentos formales, se espera que con la actualización haya un traslado a los precios de las naftas y el gasoil.