Local cerrado en una galería que da a la calle Bartolomé Mitre.

La ONG Defendamos Buenos Aires dio a conocer, a través de su Encuesta Mensual Económica, que hubo 10.100 cierres de comercios a nivel nacional y Ramos Mejía fue la localidad más afectada en la provincia de Buenos Aires con 288 locales menos. Esto ocasionó 40.400 desempleadas.

Esto se debe a que el epicentro de los cierres se dio en la provincia de Buenos Aires, con 4.980 locales menos, debido a la crisis que afronta principalmente el rubro textil como, por ejemplo, la venta de indumentaria.

Ramos Mejía, una postal del cierre de locales en La Matanza

Ramos Mejía sólo fue superada por el barrio de Palermo Hollywood, en el corazón de la clase media acomodada de la Ciudad de Buenos Aires, ya que se registraron 511 persianas bajas. Además, San Justo registró 180 locales cerrados, con un punto preocupante en la peatonal Arieta.

Desde la ONG reconocieron que en el pasado mes de julio cerraron 980 en el Área Metropolitana, que afectó principalmente a las pymes, y es “el mayor cierre de locales comerciales desde que este tipo de trabajos se llevan a la práctica, allá por fines de los años 70′”.

Las otras ciudades que rankearon como más afectadas fueron Quilmes (191), Pilar (190), Chacarita (186), Florencio Varela (170), Avellaneda (160), Lanús (160) y Morón (160).