Gustavo Bordet logró un contundente triunfo en Entre Ríos con más del 58% de lo votos y quedó encaminado hacia su reelección. El Frente Justicialista CREER logró la unidad de todos los sectores del peronismo para enfrentar a Cambiemos.

El candidato de la Casa Rosada, Atilio Benedetti, había ganado las elecciones legislativas de 2017 con el 53%, pero ayer salió segundo con el 33,65%. Hubo casi 25% de diferencia entre ambos candidatos.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, había visitado la provincia días antes de la elección para brindarle apoyo al candidato del oficialismo nacional, pero esa visita no tuvo efectos positivos en términos electorales.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y la diputada Elisa Carrió también se mostraron junto a Benedetti para brindarle su respaldo y tampoco pudieron revertir una derrota esperada, pero no con la diferencia que terminó siendo.

El peronismo se impuso inclusive en todos los barrios de la capital provincial, Paraná, que es gobernada por Cambiemos, y quedó encaminado a arrebatarle esa intendencia al radical Sergio Varisco.

De hecho, el delfín de Macri en Paraná, Emanuel Gainza, perdió la interna en esa ciudad contra Varisco, que está procesado por una causa de narcotráfico.

Luego de las derrotas en Neuquén, San Juan, Chubut y Río Negro, la coalición gobernante suma una nueva derrota, pero esta vez en una provincia de la zona núcleo donde Macri había ganado por más de 7 puntos en el ballotage de 2015.

Las elecciones generales se desarrollarán el próximo 9 de junio y se definirá el futuro de un distrito que cuenta con más de un millón de electores que podrían ser claves para definir la elección nacional.